Por Bárbara Botello Santibáñez

La LXIII fue si duda una buena legislatura en la Cámara Federal de Diputados. Durante estos tres años tuve la oportunidad de servir a México, pero especialmente a los leoneses y guanajuatenses.

Pude continuar con acciones que había iniciado como presidenta municipal de León, por ejemplo, el rescate de la histórica Plaza de Gallos, ubicada en el corazón de la ciudad. Este inmueble es especialmente importante para mí; lo conocí poco antes de que iniciara la administración 2012-2015, estaba totalmente en ruinas, cayéndose a pedazos, no obstante, su majestuosidad permanecía intacta.

En este lugar había peleado El Santo, Blue Demon y el leonés Black Shadow. Ahí cantó Ángela Peralta y Francisco I. Madero pronunció su discurso anti reeleccionista. Definitivamente el inmueble merecía ser salvado: debía ser patrimonio de los leoneses.

Con apoyo de mi amigo Mariano González Leal, y ya como presidenta municipal, logramos comprar la Plaza de Gallos; así empezó el rescate. Lo siguiente fue destinar recursos para que el edificio pudiera ser funcional. Aunque en los tres años de mi administración dimos pasos importantes para la rehabilitación del edificio, era muy importante continuar con esta tarea.

Por eso, una de mis primeras acciones como diputada fue gestionar 28 millones de pesos de para que el gobierno municipal continuara con este proyecto. Los resultados hoy son visibles: el recinto luce magnífico, y aunque todavía hay trabajo que hacer podemos decir que el rescate ha sido exitoso.

Esta ha sido una de mis grandes satisfacciones, primero como presidenta de León, y posteriormente como diputada federal.

Pero no ha sido todo. Para los municipios de mi estado gestioné 170.8 millones de pesos, destinados a mejorar las condiciones de infraestructura básica: pavimentación, agua potable e infraestructura escolar e instalaciones deportivas, para los municipios de Ocampo, Coroneo, Pueblo Nuevo, Santiago Maravatío, Jaral del Progreso y también para la Universidad de Guanajuato.

De estos recursos cerca del 40% lo destiné en beneficio de la rehabilitación de escuelas públicas para León y de la Plaza de Gallos.

Presenté además 14 reformas de carácter legal a diversos ordenamientos jurídicos: de índole penal, procesal administrativo, derechos sociales, del ámbito legislativo, en seguridad pública, seguridad en las carreteras de país, principalmente.

Quedo, pues, satisfecha con mi labor como diputada federal. Servir a los demás es una gran satisfacción: se requiere gran vocación y pasión por el trabajo; el trabajo es intenso, pero el resultado es inmensamente gratificante.

¡Muchas gracias a todas y a todos por permitirme servir a México!

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu denuncia aquí…
close slider

captcha