Opinión

A quince años del arranque del SIT

Por Bárbara Botello Santibáñez

Hace justo 15 años, el 27 de septiembre de 2003, las primeras ‘orugas’ comenzaron a circular en León. Aunque con algunas inconformidades, sobre todo de comerciantes establecidos en la avenida Miguel Alemán, se puso en marcha la primera etapa del Sistema Integrado de Transporte (SIT).

El proyecto era visionario. Los beneficios para la movilidad de una ciudad en rápido crecimiento como León eran, sin lugar a dudas, muy grandes en comparación con las molestias iniciales que causó el proyecto a usuarios acostumbrados a las tradicionales rutas y a esquemas de hombre-camión, en el que cada chofer era dueño de su propia unidad lo que impedía la rápida modernización del sistema.

Vicente Fox Quesada, entonces presidente de México, encabezó el acto inaugural. La presencia del titular del ejecutivo federal no era para menos: rápidamente el sistema, que se había basado en los modelos colombianos, se reprodujo en otras partes del país. León estaba a la vanguardia.

Lamentablemente los esfuerzos iniciales se vieron truncados por la falta de seguimiento al proyecto en las siguientes administraciones municipales. La primera etapa del SIT se estancó: a lo mucho se le dio mantenimiento a las vialidades que se habían adecuado y se socializó el proyecto, pero las grandes inversiones que se necesitaban para consolidar rápidamente el sistema simplemente no llegaron. Cada alcalde tenía sus prioridades.

En mi administración vimos la necesidad de continuar con un proyecto tan importante como el SIT, por lo que se realizaron esfuerzos importantes para conseguir recursos y ejecutar las obras que requería este sistema.

Hablamos con los permisionarios del transporte y viajamos a la Ciudad de México en repetidas ocasiones para presentar los proyectos y gestionar recursos con el Gobierno Federal. El resultado fue una inversión sin precedentes para las etapas 3 y 4 del SIT por un monto global de mil 200 millones de pesos.

Del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) obtuvimos un financiamiento de 281 millones de pesos a fondo perdido; a esta cifra se sumaron 480 millones de pesos a través de un convenio con Banobras. Los concesionarios también invirtieron recursos para modernizar el sistema.

A la administración 2012-2015 nos correspondió iniciar la construcción de las Estaciones de Transferencia Maravillas, Timoteo Lozano y Echeveste. A estas acciones se sumó la renovación del paradero Poliforum, que hoy es moderno, funcional y digno para los leoneses.

Sin duda el SIT es uno de los grandes proyectos a los que toda administración debe apostar.

¡Nos leemos la próxima semana!

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Tu denuncia aquí…
close slider

captcha

Cerrar