La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) concluyó se segunda temporada con un concierto en el que estuvieron acompañados por el Cuarteto Brodsky, uno de los ensambles más reconocidos en todo el mundo a quienes su energía y destreza les ha brindado numerosos premios.

El Auditorio del Estado fue el recinto que recibió a la comunidad universitaria y público general para escuchar las obras: “El caballero de la rosa, op. 59” de Richard Strauss; “Concierto para cuarteto de cuerdas y orquesta” de Bohuslav Martinu; “Introducción y Allegro, op. 47” para cuarteto y orquesta de cuerdas de Edward Elgar; y “El Cascanueces” de Piotr Ilich Tchaikovsky.

Los músicos de la OSUG tocaron la obra del compositor checo Bohuslav Martinů. El “Concierto para cuarteto de cuerdas y orquesta” es una pieza de corte neoclásico y se articula en tres movimientos, la calidad interpretativa de la orquesta logró transmitir la sensación de libertad que emana del desarrollo de los materiales a la manera de variaciones polifónicas libres.

Para finalizar, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato tocó una de las obras más representativas de la época decembrina El Cascanueces, op. 71” de Piotr Ilich Tchaikovsky.

Daniel Martínez

Ver todas las entradas

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu denuncia aquí…
close slider

captcha