WASHINGTON/CARACAS (Reuters) – Estados Unidos está enviando alimentos y medicinas a la frontera colombiana con Venezuela, donde se almacenarán hasta que se hagan los arreglos para entregarlos en el país petrolero, dijeron el martes funcionarios en Washington.

Un funcionario, que habló bajo condición de anonimato, comentó que la ayuda, que incluye suplementos alimenticios, estaría siendo acopiada en la fronteriza ciudad de Cúcuta.

Aún no está claro cómo llegará la ayuda a la nación miembro de la OPEP sin la autorización del presidente Nicolás Maduro y la cooperación de los militares, que se han mantenido leales al jefe de Estado y se encuentran apostados en el lado venezolano de la frontera.

Las fuentes dijeron que los camiones que llevaban la ayuda humanitaria se dirigían a Cúcuta a pedido del líder de la oposición, Juan Guaidó.

La presión sobre Maduro para que renuncie crece luego de que varias naciones europeas se unieron el lunes a Estados Unidos, Canadá y a algunos países de la región al reconocer a Guaidó como el líder legítimo de Venezuela.

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que su país no defiende al “régimen” de Maduro y aclaró que la intención de su gobierno es promover el diálogo para resolver la crisis política que vive el país sudamericano.

Rusia, China y Turquía, por su parte, continúan respaldando a Maduro, de 56 años, acusando a las naciones occidentales de entrometerse en los asuntos internos de Venezuela.

El Papa Francisco manifestó que el Vaticano estaría dispuesto a mediar en Venezuela, si se lo pidieran las partes, y confirmó que Maduro le envió una carta aunque todavía no la había leído.

Guaidó, de 35 años, ha galvanizado la oposición de Venezuela con un mensaje esperanzador. En repetidas ocasiones ha pedido a los miembros de las fuerzas armadas que apoyen la transición a la democracia.

La oposición dijo que logró detener una transferencia a Uruguay de 1.200 millones de dólares de cuentas oficiales que están en Portugal, como parte de una campaña internacional para congelar los activos de Venezuela en el exterior y así cortarle el acceso a fondos al Gobierno socialista de Maduro.

Guaidó y su equipo también han pedido a los uniformados que permitan el ingreso de la ayuda humanitaria al país, donde calculan que entre 250.000 a 300.000 personas, entre ellos niños, ancianos y embarazadas, están en condiciones vulnerables por falta de medicamentos y desnutrición.

El diputado opositor Miguel Pizarro dijo que por lo momento se está en la fase de acopio de la ayuda y que más adelante se informará cuándo, cómo y dónde entrará al país y será distribuida, sin dar más detalles.

Sólo adelantó que lo que está siendo acopiado en Cúcuta proviene de empresas venezolanas en Colombia, del gobierno de Bogotá y de Estados Unidos y que lo que se ha reunido en ayuda alcanzaría asistir a venezolanos por un mes, aunque Pizarro no aclaró si era para esas 250.000 personas.

Para el futuro se espera ayuda de Canadá, Alemania, Argentina y Puerto Rico, entre otros, dijo Pizarro.

Redacción

View all posts

Add comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Tu denuncia aquí…
close slider

captcha