Un incendio que comenzó en la zona donde se realizaban trabajos de remodelación en la catedral de París, Notre Dame, ocasionó innumerables pérdidas y es factible que el edificio no pueda ser salvado, aseguraron autoridades francesas.

El siniestro comenzó la tarde de este lunes, por lo que de inmediato se desplazaron decenas de bomberos, y horas después los elementos activos sumaban los 400, concentrados en diferentes puntos para tratar de evitar que el fuego se propagaran en el techo, pero una de las agujas emblemáticas se derrumbó.

Actualmente los trabajos de están enfocados en la parte trasera de la catedral con el objetivo de preservar la zona y rescatar las obras que se albergan para trasladarlas a un refugio, afirmó el comandante Gallet de la brigada de bomberos de París.

Alrededor de las 20 horas una de las flechas de la catedral colapsó ante la mirada petrificada de los parisinos, al ver como poco a poco desaparece uno de los símbolos de Francia, la cual fue construida entre 1163 y 1345.

El ministro del interior, Christophe Castaner, expresó que no es seguro que se pueda salvar la catedral.

 

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu denuncia aquí…
close slider

captcha