Ciudad de México, CDMX. El gobierno federal debe una explicación pública sobre su decisión de eliminar a Guanajuato como sede para la aplicación del Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM) pues, esa decisión, afecta los derechos de los médicos en formación y discrimina la profesionalización de médicos y médicas en algunas regiones del país, declaró el secretario de la Comisión de Salud en el Congreso federal, Éctor Jaime Ramírez Barba.

Por tal motivo exhortó a la Secretaría de Salud federal (SSF) para que “explique a la opinión pública y reconsidere la decisión de cambiar la sede de los exámenes” que se retiró a Guanajuato, Chihuahua, Morelos y Tuxtla Gutiérrez.

Ramírez Barba recordó que desde 1988 Guanajuato era sede del Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas, mediante una “política de coordinación con la Federación y que, ahora, queda en el aire la formación de miles de profesionistas médicos”.

Durante cinco días, en Guanajuato presentaban su examen unos 550 médicos provenientes de Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí, Michoacán, Jalisco, Aguascalientes y Zacatecas. En total una población de 2 mil 750.

“La situación es grave ya que, por una parte responde al proceso de centralización que ha emprendido el que ha emprendido el Gobierno Federal para quitar a las Entidades Federativas el control de los servicios de salud, limitando la capacidad que tienen para la atención médica”, dijo el diputado federal por el PAN.

Las afectaciones, destacó, se reflejarán principalmente en los traslados que tendrán que hacer este grupo de médicos en formación, ya que Guanajuato es centro del país y un punto de reunión óptimo para médicos de la región.

“La Secretaría de Salud no está considerando el impacto de esta decisión en el bolsillo de los médicos que buscan especializarse, muchos de ellos, estudiantes que carecen de medios para cubrir los costos de traslado, alimentos y hospedaje en otra entidad”, expresó.

Discriminación y desigualdad

Agregó que con esta decisión el Gobierno Federal genera un trato desigual entre los médicos del país pues “al centralizar la formación de especialistas en ciertas zonas geográficas, se corre el riesgo que en regiones del país como el Bajío o el sureste, sea inaccesible la profesionalización y eso, contribuye también a la precarización de los servicios de salud fuera de las grandes ciudades”.

Por tal motivo, el legislador convocó a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión a un exhorto a la Secretaría de Salud del gobierno federal a que explique a la opinión pública la decisión de cambiar la sede para la aplicación del ENARM y, de paso, reconsidere regresar a Guanajuato y a las otras entidades federativas, la sede para la aplicación de este examen de profesionalización.

Cabe mencionar que el ENARM es el mecanismo para atender la necesidad del desarrollo de capital humano para la atención médica especializada, orientado hacia el manejo experto de los problemas epidemiológicos más importantes, así como a la atención de los riesgos para la salud como un factor sustantivo para el desarrollo de los servicios y las unidades médicas de todo el país.

 

Gaby Bárcenas

Ver todas las entradas

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu denuncia aquí…
close slider

captcha