Regional

¿Qué pasó en Salamanca? Explicación de SMAOT deja más dudas

A 10 días de que Salamanca fue invadido por un olor nauseabundo que llevó a decenas de personas al hospital y a decretar vulnerabilidad atmosférica, las autoridades siguen sin poder explicar qué fue lo que ocurrió.

La versión oficial de la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT), María Isabel Ortíz Mantilla, simplemente dejó más dudas que certezas.

¿Qué pasó entonces la noche del 23 de julio pasado? Los 39 minutos destinados a explicar el fenómeno y resolver dudas fueron insuficientes.

De entrada la rueda de prensa se retrasó media hora; la exposición de funcionarios consumió otros 30 minutos pero no aclaró la situación, y los nueve minutos destinados a aclarar las dudas –a cuestionamientos que en su mayoría surgieron de la misma sociedad– fueron francamente insuficientes.

La principal duda de los salmantinos era saber qué fue lo que respiraron y que obligó a decretar vulnerabilidad atmosférica, misma que, por cierto, ya fue retirada por la alcaldesa Beatriz Hernández.

Otras dudas eran saber si había contaminación en agua y suelos o si se cuenta con equipo adecuado para responder a otra situación similar en un futuro.

Las respuestas, literal, quedaron en el aire.

RESPUESTAS QUE NO RESPONDEN

El análisis químico fue elaborado por el Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías competitivas (CIATEC) y Ortíz Mantilla lo leyó, previo a ello declaró a pregunta expresa que ella al final no hace los estudios ni es una institución certificada para decir qué compuesto se trata.

“Con mucho gusto te lo vuelvo a leer textual el resultado para que lo puedas guardar y de todas maneras (sic), dice así: ‘Si bien se detectaron distintos compuestos azufrados la información referente a su concentración, capacidad de generación de mal olor o posible riesgo a la salud es insuficiente para determinar que estos son los responsables del olor a ajo. Sin embargo, se hace la aclaración que la falta de información no implica que no exista un potencial riesgo de exposición’”.

Estos compuestos azufrados pueden tener cierta relación con el olor a ajo que la población insistió que había en el ambiente.

Además se sabe que si estos compuestos se registran en grandes concentraciones pueden provocar malestar en la salud, en este caso, de los salmantinos.

En la rueda de prensa también estuvieron la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández, la titular de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), Karina Padilla Ávila, y el director de Gestión de la Calidad del Aire, Carlos Aarón Ávila Plascencia.

 

Beatriz Hernández Cruz, María Isabel Ortiz Mantilla y Karina Padilla Ávila

RIAMA: SOSPECHOSO COMÚN

Se recordó lo que sucedió la noche del 23 de julio en aquél municipio; que enviaron oficios a la Termoeléctrica, a la Comisión Federal de Electricidad, a la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor (RIAMA), a la empresa Univex y a otras.

Pero de los cuales solo recibieron respuesta de la Termoeléctrica que señaló que su operación fue normal los días 22 al 24 de julio y Univex que sostuvo que la empresa está en paro técnico desde el primero de julio y no cuentan con materia prima almacenada.

Las autoridades ambientales de Guanajuato hicieron notar que a través de la Hazecam del sistema de monitoreo de la calidad del aire en Salamanca, captaron imágenes de la Refinería donde se aprecia una emisión de algún componente que comienza a dispersarse por la zona oeste y centro.

“Y curiosamente (sic), diríamos, coincide con los horarios en los cuales se presentan los reportes de los ciudadanos”, dijo la funcionaria.

Las fotografías de la Hazecam, la coincidencia de los tiempos entre la emisión del componente y la denuncia de la población, la falta de respuesta de RIAMA a los oficios de la SMAOT, algunos desde el 19 de junio del 2019, son los elementos que la Secretaría presentará en una denuncia ante la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA).

Y, desde un municipio gobernado por el partido político Morena, hicieron un llamado a la Federación, cuyo partido encabeza Morena, para que sea a través de ellos quienes exhorten a RIAMA a compartir información de lo que se emitió al ambiente durante 40 minutos.

De paso, solicitaron que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) reactive el Plan Salamanca.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba