Local

Las redes sociales, moderno sistema para esclavizar

Es común ver en una reunión familiar, ya sea en casa, o bien, en algún sitio con amigos como por ejemplo un café, restaurante o antros; que la mayoría de los invitados mantiene la cabeza hacia abajo, el mentón cercano al pecho y las manos sosteniendo un aparato celular.

Para sociólogos, académicos y especialistas consultados, las redes sociales son un moderno sistema que mantiene esclavos a toda la población.

En junio del 2019 la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reveló el estudio “Cómo usan los mexicanos las redes sociales”, a cargo del catedrático Luis Ángel Hurtado Razo.

Se analizaron, entre otras cosas, el tiempo que los usuarios invierten al uso de redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y Whatsapp en el territorio nacional.

Guanajuato usa WhatsApp

De acuerdo al estudio, en México en la zona centro a la que corresponde Guanajuato la red social que más se utiliza es WhatsApp, en un promedio de entre 2 y 4 horas diarias; pero también destacó que un 17 por ciento de los usuarios utiliza la aplicación hasta por más de seis horas.

Otro dato fundamental es que el mayor número de usuarios en Whatsapp son jóvenes de 21 a 30 años; mientras que en Instagram (aplicación que utiliza más la población del Norte de México) son menores de 14 a 21 años.

Facebook es la red social más usada: de cada 100 personas que utilizan internet, 99 tiene una cuenta en dicha aplicación.

Según la encuesta, el 50.25 por ciento de los usuarios de Facebook son hombres, y 49.75 por ciento mujeres. El 96 por ciento consulta Facebook a través de su celular, más del 30 por ciento navega por más de dos horas, y casi 10 por ciento pasa más de seis horas dando likes, comentando o compartiendo”.

“En Facebook (con respuestas abiertas que no suman 100 por ciento) el 65 por ciento son conversaciones, el 61 por ciento publicaciones de información, el 15.7 por ciento creación y administración de fan page, y 7.8 ventas”

“Es la más completa, la más usada, pero también terreno fértil para las fake news o noticias falsas”, señala el documento que presentó la UNAM.

¿Cuánto tiempo pasamos los mexicanos «navegando»?

El reporte digital 2019 de Hootsuite y “We Are Social” señala que México es el tercer país, por debajo de Filipinas y Nigeria, que pasa en promedio más tiempo en las redes sociales con un total de 3 horas 10 minutos diarios; mientras que países como Japón, Alemania y Francia utilizan menos de una hora y media “navegando”.

En el ámbito mundial, el estudio señala que 3.48 mil millones de personas se encuentran diariamente en redes sociales.

Por uno u otro motivo las personas utilizan las redes sociales: para enviar mensajes, para ponerse de acuerdo en tareas o trabajo; para compartir puntos de vista y también para expresar comentarios personales.

Pero, de acuerdo a los que señaló el sociólogo Alberto Campos, egresado de la Universidad de Guanajuato, la gente es esclava de lo que comenten de ella.

“Son los likes o los retweet, los corazones y los comentarios los que nos mantienen al pendiente de las redes sociales. Esta es la dependencia, esta es la esclavitud”

Cada cinco minutos estamos revisando las redes sociales para ver qué comentaron, quién nos ofreció un “me gusta” o qué tanto gustó un comentario que expresamos” dijo el especialista.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el término “Adiciones sin sustancias” refiere a que una conducta podría convertirse en patológica si se sale de control.

La psicóloga Ana María Peña, con estudios en la Universidad Iberoamericana, comentó que una persona puede generar dependencia a las redes sociales y ser considerada para tratamiento por “Adicciones sin sustancia”.

Faccebook, WhatsApp, Instagram, y otras redes sociales se han convertido en un verdadero problema sobre todo para adolescentes aunque en las reglas de dichas redes sociales esté establecido que solo aquellos que son mayores de edad pueden usarlas”

“Pero siendo honestos, en nuestras familias hay quienes les abren una cuenta en Facebook a sus propios hijos menores de edad, bajo el argumento de que es ‘para estar en contacto’ pero generalmente no hay una supervisión adecuada”

Ana María Peña también expresó que al no haber un control de parte de los padres en el uso de redes sociales, los niños, adolescentes y jóvenes crean esta dependencia de estar la mayor parte del tiempo revisando su celular.

A pregunta expresa de que si las redes sociales son una nueva manera de esclavizar, declaró que depende mucho el grado de problemática.

Cuando la dependencia hacia, en este caso, las redes sociales es evidente, es cuando vemos que el usuario sufre ataques de ansiedad cuando no tiene su celular o no está conectado por medio de una computadora; hay quien incluso deja de entablar conversación con las personas a causa de un “me gusta”.

Combaten adicción con arte

Andrés Gutiérrez, maestro de música del Centro Impulso Social “Las Palomas” en Guanajuato, dijo que la mejor terapia para las personas es mantener la menta activa en otras actividades ajenas completamente de las redes sociales.

Él ha trabajado poco más de un año con un grupo de niños de 8 a 14 años orientando sus actividades a la música.

Sí se ha visto un cambio en ellos, más que nada en el trabajo en equipo y que es muy importante porque es lo que hace que suenen bien juntos, es lo que hace al cuidarse se procuren entre ellos y hagan un buen trabajo, un solo producto como sección”.

Otro beneficio es la disciplina que adquieren, y eso conlleva a mayor responsabilidad y fomenta al mismo tiempo los valores tanto en ellos como en las familias.

Andrés Gutiérrez señaló que los niños que se enfocan más a la música que a las redes sociales, tienen mayores herramientas para salir adelante.

“Los niños que practican música u otra actividad despiertan más el lado cultural, incluso en el ámbito escolar les ayuda a potenciar sus capacidades; son sociables, dinámicos, participativos en comparación con niños que solo están con sus celulares que suelen ser apáticos, encerrados en sus propios pensamientos, con muy poca vida sociales verdadera”, finalizó.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Cerrar