Local

Piden mejores vialidades para personas con discapacidad

Alondra Sandoval es una joven apasionada de la música; desde hace seis meses comenzó a practicar el violín en el Centro Impulso Social de San Nicolás de los González en el municipio de León.

Hace un año perdió a sus padres, pero el pasado 1 de diciembre les dedicó el concierto en donde participó como integrante de la Orquesta Sinfónica de los centros impulso social de la SEDESHU.

A mí la música me inspira muchísmo, me ha ayudado a salir adelante” dijo después de explicar que siempre quiso tocar el violín, y lo consiguió.

En el marco del Día Internacional de las personas con Discapacidad, se sabe que en Guanajuato existe un aproximado de 321 mil 915 personas con algún tipo de discapacidad; lo que representa el 5.5 por ciento de la población. De ellos, el 56 por ciento presenta dificultades de movilidad.

Alondra pertenece a ese 56 por ciento, es decir, una de las 180 mil 272 personas de Guanajuato que presenta dificultad para caminar o moverse, pero, literalmente, eso no la detiene.

La música me ayuda a expresar mis sentimientos, me ayuda, son esas ganas de salir adelante, y salir de mi zona de confort para expresar lo que en verdad no se puede expresar: lo que se tiene en el alma”

Su perseverancia también la llevó a terminar la universidad que fue otra de las metas que se fijó, y a partir de ahora vendrán más retos porque aprendió que no hay obstáculo más grande que el que está en la mente.

Todo está en la actitud, a mí me gusta establecer retos y superarlos; así lo ha hecho y así lo haré porque soy una persona que siempre ve hacia adelante”.

La voluntad de Alondra contrasta con la realidad que viven las personas con diferentes tipos de discapacidad, sobre todo al trasladarse de un punto a otro en cualquier ciudad de Guanajuato.

A decir de la fisoterapeuta Alejandra Villalpando en muy contadas zonas de la ciudad de León hay banquetas adecuadas para personas que utilizan sillas de rueda, bastones, muletas o calzado ortopédico.

Las personas que reciben terapia de rehabilitación a mi consultorio siempre me comentan que sufren mucho en las banquetas porque, o están muy altas para subir o están cuarteadas y con los adoquines sueltos para caminar sobre ellas.

Y esto lo padecen igual las personas ciegas (débiles visuales) porque hacen falta rampas para acceder a las banquetas en la mayoría de las calles de León, Irapuato, Celaya o Salamanca que son las ciudades con mayor número de habitantes”.

Por ejemplo, dijo, hay banquetas que sin exagerar miden a penas unos 30 centímetros.

“Ahí no puede moverse una persona en silla de ruedas o con bastón; para ello deben bajar hacia el arrollo vial y estar expuestos a algún tipo de accidente”.

De acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2010, los municipios que concentran el mayor número de personas con alguna discapacidad son:

  • León con 48 mil 642
  • Celaya con 18 mil 451 personas
  • Irapuato es una cantidad casi similar con 18 mil 229 personas
  • Salamanca cuenta con 9 mil 358
  • Pénjamo con 8 mil 207
  • Valle de Santiago con 7 mil 833

Al consultorio de Alejandra Villalpando acude Jorge. Él tuvo un accidente de automóvil y resultó con lesiones en ambas piernas. Por el momento utiliza silla de ruedas y espera con el paso del tiempo recuperar la movilidad.

Ahora comprendo la importancia de poder ir de aquí para allá y uno no se da cuenta de todo lo que se sufre tan solo para poder subir a la banqueta, en verdad es un martirio. Ojalá las autoridades pudieran ser más sensibles en este tema”.

Además de las banquetas, otra queja de la población es que no hay semáforos para discapacitados visuales o personas con problemas de audición.

Estos semáforos que comenzaron a ser instalados a mediados de la década de los noventa en la ciudad de León se encuentra distribuidos en algunos puntos como la Zona Piel, Malecón del Río a la altura de la Plaza Cruz de Cantera; por la Clínica de Especialidades del Seguro Social sobre Bulevar Adolfo López Mateos y en algunas esquinas del primer cuadro.

El maestro Julio Alberto Guzmán que trabaja con personas con debilidad visual, dijo que hay una evolución en la ciudad en cuanto a infraestructura por que se construyen grandes avenidas, pero no en todas se cuenta con semáforos auditivos.

Quizá personas desconozcan que ese ruido como de chicharra que se escucha en algunos semáforos de la ciudad son para personas que no pueden ver o que tiene dificultad para hacerlo.

Desde que se instalaron beneficiaron a ese sector de la población que necesita seguridad vial sin obstáculos; sin embargo, es necesario que existan muchos más, sobre todo en puntos de conflicto o hasta en zonas de recreo como el zoológico porque el hecho de que no vean no implica que no quieran salir a divertirse”, dijo el maestro Guzmán.

Hay otros beneficios y otros logros para las personas con capacidades diferentes, entre ellos que desde hace poco más de 5 años en el estado de Guanajuato se cuenta con el Instituto Guanajuatense para las Personas con Discapacidad (Ingudis), que ha abogado por leyes y condiciones de igualdad.

En León, por ejemplo, el instituto entregó en donación al DIF de esta localidad una unidad para el transporte de pacientes y personas con capacidades diferentes que facilitará el traslado desde el Centro Especializado en Estimulación Múltiple (CEEM) hacia otras instituciones para continuar con sus tratamientos o terapias.

Con ello se beneficiará a una población mensual de 2 mil 700 personas, entre ellas 236 cuyo tratamiento lo reciben en la ciudad de Irapuato.

El vehículo, con capacidad para 33 pasajeros, cuenta con un elevador adaptado para el acceso con silla de ruedas.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar