Regional

Poder estudiantil

La frase “sin los cuatro, no hay trato” seguido de los rostros desconcertados y cuerpos inmóviles sobre el escenario del Teatro Principal del Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, el alcalde de Guanajuato, Alejandro Navarro; y el rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Agripino fue el colofón de un mensaje que envían los estudiantes guanajuatenses para manifestar su poderío y desacuerdo.

Cansados de no ser escuchados, de que sus demandas siempre terminaran extraviadas o sin ser atendidas, los alumnos de diferentes planteles conjuntaron todo su inconformidad sobre desapariciones, asaltos, asesinatos, acoso sexual y violaciones y levantaron la voz: pacífica pero con mucha energía y poder.

Foto: Andrew Murguía

La desaparición y posterior muerte de Ana Daniela Vega fue en envión anímico para los estudiantes que comenzaron desde inicios de diciembre un paro académico hasta que no se escuchen sus peticiones y garanticen su cumplimiento.

Esta no es la primera ocasión en que los estudiantes se manifiestan en el estado, pero sí la de mayor convocatoria y peso.

Foto: Andrew Murguía

Desaparición y muerte de Fran

A finales del mes de enero del 2019, la alumna de Ingeniería de bioquímica de la ITL Celaya, Francisca Aguirre Hernández, originaria de Salamanca, desapareció.

Ante ello, los estudiantes, amigos y compañeros de Fran, se organizaron y marcharon el 29 de enero desde las instalaciones del plantel hasta la Presidencia Municipal.

El contingente era cercano a los 2 mil alumnos, docentes y personas que se sumaron a la marcha exigiendo que apareciera la joven.

Al frente de la marcha iban los padres y la hermana de la estudiante que estaba en el año de residencias. La última vez que se le vio fue en la colonia FOVISSSTE donde rentaba un domicilio.

Pasaron los días y la fuerza de la manifestación fue bajando hasta que casi 2 meses después la noticia de que el cuerpo en estado de putrefacción fue localizado en el municipio de San Miguel desconcertó a todos.

Después de 59 días la Fiscalía General del Estado notificó a la familia el hallazgo del cuerpo de Francisca.

Trascendió las cámaras de vigilancia detectaron que la joven abordó un autobús hacia San Miguel. Después de descender de la unidad, al cruzar la Calzada de La Estación, fueron los últimos segundos en que se le vio con vida.

Fue a través de un comunicado en redes que la comunidad de “Los Linces” como se les conoce a los estudiantes del Tecnológico Nacional de México, exigió el esclarecimiento de la muerte de Francisca Aguirre.

El día de ayer, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato notificó a la familia que había sido localizado el cuerpo sin vida de su hija Francisca. El TecNM en Celaya, sufre la pérdida una de sus estudiantes y comparte la tristeza que embarga a su familia por lo que exigimos a la Fiscalía del estado de Guanajuato se esclarezcan los hechos de este lamentable suceso”.

Francisca Aguirre Hernández tenía 29 años.

Exigen por seguridad en viviendas

La mañana del 18 de marzo del 2019 despertó a los habitantes del barrio de Tepetapa, en la capital del Estado, con un fuerte estallido.

Los cuerpos de cuatro estudiantes resultaron con graves quemaduras tras la explosión al parecer por acumulación de gas de una vivienda que rentaron a través de la plataforma Airbnb.

Eran cerca de las 6:20 de la mañana cuando en el segundo de tres niveles de una casa en Tepetapa literalmente sacudió al resto por el fuerte sonido y después se propagó un incendio.

Las cuatro personas quemadas tras una explosión eran estudiantes de la licenciatura en Diseño de la Universidad de La Salle Bajío de León.

Los lesionadas fueron María Fernanda Meneses, de 21 años, quien presenta quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo y quemaduras en vía aérea por inhalación; Marcela Villarreal Segura, de 23 años, con quemaduras de segundo grado en el 70 por ciento de su cuerpo.

Explosión de Airbnb en Tepetapa.

Además de Óscar Morán Plascencia Elías, con quemaduras de segundo grado profundas en el 80 por ciento de su cuerpo y Katia Valentina Muñoz Muñoz, de 22 años, que presentó quemaduras en el 55 por ciento de la superficie corporal.

Tras la llegada de los cuerpos de emergencia, dos de los jóvenes fueron trasladados a la Unidad de Quemados del Centro Estatal de Cuidados Críticos de Salamanca utilizando el helicóptero del Sistema de Urgencias del Estado, por órdenes de la Secretaría de Salud; mientras que otra fue llevada a un hospital privado por petición de los familiares. A los pocos días tres de los cuatro estudiantes perdieron la vida debido al incidente.

Tras la noticia del fallecimiento, estudiantes de varias universidades se dieron cita en las escalinatas de la Universidad de Guanajuato exigiendo que se mejoraran las garantías en rentas de viviendas a los estudiantes, que esta no había sido la primera ocasión.

A la manifestación llegaron poco más de mil personas, sin embargo, el asunto terminó a los pocos días sin una respuesta clara por parte de las autoridades municipales o estatales.

Siguen asaltos contra estudiantes de Celaya

Tan solo cuatro días después de la manifestación de los estudiantes en Guanajuato por el estallido de la vivienda que rentaban y en donde 3 jóvenes perdieran la vida; de nueva cuenta en el municipio de Celaya hubo un llamado a la autoridad municipal para frenar con la violencia y los asaltos.

Ahora, más de 2 mil 500 estudiantes se manifestaron primero en el Instituto Tecnológico de México en Celaya, por la ola de violencia, asaltos e inseguridad afuera de los planteles situados a solo 750 metros uno del otro, y a pesar de eso, hay mucha inseguridad.

Los gritos que se escuchaban eran “Linces Seguros”, “Queremos volver vivos a casa”. “Señora alcaldesa, póngase en nuestro lugar”, entre otras consignas.

Fue de nueva cuenta a través de un comunicado del Consejo Estudiantil en donde calificaron de “crítica la situación” ya que los asaltos iban en aumento con una estadística de al menos 3 hechos delictivos por día.

Las medidas que tomó la presidencia municipal de Celaya fueron insuficientes a decir de los estudiantes, de modo que la instalación de cámaras de seguridad, campañas de prevención y rondines de patrullas fueron sobre pasadas por la delincuencia.

Tenemos una compañera desaparecida, tres estudiantes con graves heridas por apuñalamiento, de los cuales dos siguen hospitalizados», señalaba el comunicado en donde resaltaron también que una decena de alumnos fueron asaltados con violencia.

Emergencia climática

Pero no todas las manifestaciones son por inseguridad, existen otras donde los jóvenes levantaron la voz para exigir un mejor cuidado al ambiente.

El 26 de septiembre más de 300 estudiantes en su mayoría universitarios se dieron cita en la Presidencia Municipal de León convocados por la organización ecologista ”Fridays for Future”, sede León.

La manifestación climática tuvo apoyo a través de las redes sociales que replicaron la imagen de los jóvenes fuera de Palacio Municipal, con pancartas en lo alto y de fondo, entre ellos y la puerta de entrada a la casa municipal, policías municipales.

Los jóvenes fueron notificados que el alcalde Héctor Germán René López Santillana estaba en un evento en la Calzada de los Héroes y se trasladaron hasta allá.

Pero al llegar se encontraron con que el alcalde fue avisado y terminó antes un evento. Los jóvenes argumentaron que no los quiso recibir. Ahí firmaron una carta de petición de declaración de emergencia climática de la ciudad de León.

La muerte de Gabo

El 1 de Octubre estudiantes en Celaya se manifestaron por la muerte de Gabo.

El 01 de octubre estudiantes del Instituto Tecnológico Nacional de México en Celaya se manifestaron por tercera vez, pero ahora con presencia y reclamos.

Gabriel Luna Ibarra, estudiante del octavo semestre de la carrera de ingeniería, murió luego de ser lesionado de gravedad en el abdomen tras el asalto a cargo de dos hombres mientras esperaba el camión.

El representante del Consejo Estudiantil, Andrés Arturo Lara, dijo que los estudiante exigían garantías efectivas a la autoridad “que parece no escucharnos y que pudo evitar esta muerte.

La muerte de “Gabo” tuvo eco en otros países como Perú, Panamá, Argentina, Estados Unidos o Ecuador, entre otros, ya que estudiantes de aquellos países levantaban pancartas que difundían por las redes: “También acá haces falta Gabo”

Al siguiente día, el 02 de octubre, aprovechando el simbolismo de la fecha, más de 3 mil 500 jóvenes de diferentes planteles marcharon por la paz.

Hasta ese momento era la convocatoria estudiantil más grande en el estado de Guanajuato que exigía, por tercera vez en el mismo año, garantías de seguridad.

Estudiantes del Tecnológico de Roque, la Universidad Politécnica de Guanajuato con sede en Cortazar, la Universidad Pedagógica Nacional, UNITESBA, Universidad de Guanajuato y el CETIS 115 (Cetmeja) marcharon por avenida Tecnológico, pasar Insurgentes y a la altura del mercado 5 de Febrero salir al bulevar, para luego tomar Ignacio Allende hacia el jardín principal.

Por otra parte, estudiantes de la Prepa Oficial y de la Universidad de Celaya esperan al resto de jóvenes para unirse y exigir justicia por la muerte de Gabo, pero también por los alumnos asaltados con violencia y a las jóvenes acosadas y atemorizadas.

El violador eres tú

Foto: Andrew Murguía

El 29 de noviembre del 2019, un grupo de estudiantes de la Escuela de Nivel Medio Superior ubicado en las calles aledañas al centro histórico, replicaron el baile y cánticos “El violador eres tú” como señal de protesta por la denuncia de al menos 15 académicos acusados de acoso sexual a estudiantes de las sedes.

Las estudiantes fueron acompañadas por colectivos en pro del feminismo y en conjunto denunciaron lo que desde su perspectiva era una nula o escasa estrategia de la UGénero.

De esta manera, a sólo cuatro días de que en países de Latino América como Chile se presentaba el performance “El Violador eres tú”, afuera de la ENMS se hacía lo mismo.

Durante el baile fueron gritando nombre de los maestros que acusan de acoso y amenazas con correr del plantel, resultados negativos en materias o hasta obligarlas a hacer actos que las denigran si es que no accedían a sus peticiones.

Otros profesores insinuaban actos sexuales a las estudiantes, o bien las abrazaban sin su consentimiento.

La comunidad estudiantil creó incluso grupos en Facebook para denunciar los hechos. Este acto fue lo que detonó las actuales manifestaciones que se propagaron por todo el estado, en más de 20 planteles, con la presencia de miles de estudiantes que levantan su puño y se mantienen firmes exigiendo algo que les han arrebatado: su integridad y seguridad

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar