Bienestar

Trastornos del estado de ánimo se suman a la pandemia

La amenaza de un evento traumático como la infección por Covid-19, crea un riesgo elevado para otra pandemia: depresión, estrés y ansiedad, dio a conocer un especialista; pueden afectar a la tercera parte de la población

Especialistas en salud mental advierten que, en tiempos de cuarentena, el aislamiento social, la incertidumbre y el miedo pueden generar otra epidemia de consecuencias serias para la vida personal, familiar y social: depresión, estrés y ansiedad.En conferencia de prensa virtual, organizada por la compañía farmacéutica Lundbeck, el doctor Aldo Suárez, especialista en psiquiatría y expresidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana, A.C., explicó que la pandemia de Covid-19 ha generado un clima de enfermedad y muerte que, unido a grandes pérdidas económicas a nivel personal y nacional, crea un riesgo psicosocial elevado ante la amenaza de un evento traumático.“Ante esta coyuntura, el riesgo de padecer trastornos en el estado de ánimo incluye a los pacientes contagiados, a las familias de personas fallecidas por Covid-19, a los profesionales de la salud que atienden a los enfermos y a la población en general, que puede estar padeciendo serios problemas, entre ellos la pérdida del empleo que genera angustia en el presente e incertidumbre en el futuro”, indicó el especialista.Una pandemia es un evento catastrófico, por lo que es necesario atender la aflicción y sus consecuencias psicológicas. Debemos considerar que toda la población es propensa a sufrir estrés, angustia y ansiedad, por lo que se espera que aumente la incidencia de trastornos psíquicos como la depresión.“Entre la tercera parte y la mitad de la población expuesta podrá sufrir alguna manifestación psicopatológica, de acuerdo con la magnitud del evento y el grado de vulnerabilidad ante éste”, señaló el doctor Suárez.El expresidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana aclaró que “no todos los problemas psicológicos que se presentan podrán calificarse como enfermedades. Algunas manifestaciones psíquicas son la respuesta comprensible ante experiencias traumáticas vividas, pero también pueden indicar que se está evolucionando hacia una patología. La valoración debe hacerse determinando si son respuestas normales o manifestaciones psicopatológicas que requieren abordaje por parte de un especialista”.Trastornos que se podrían desarrollar en cuarentenaDe acuerdo con el especialista, algunos criterios de alarma para determinar que una situación emocional se está convirtiendo en una patología son: prolongación en el tiempo; sufrimiento intenso; complicaciones asociadas como, por ejemplo, conducta suicida, y afectación significativa del funcionamiento social y cotidiano.“Los trastornos psíquicos inmediatos más frecuentes en los sobrevivientes son los episodios depresivos y las reacciones de estrés agudo de tipo transitorio. Entre los efectos tardíos se reportan duelos patológicos, así como depresión, trastornos de adaptación, manifestaciones de estrés postraumático, abuso del alcohol u otras sustancias adictivas y trastornos psicosomáticos”.También los patrones de sufrimiento prolongado se manifiestan como tristeza, miedo generalizado y ansiedad expresados corporalmente, síntomas que con frecuencia adquieren un carácter grave y de larga duración”, subrayó el especialista en psiquiatría.Cómo detectarlos y qué hacerLa depresión es un desorden clínicamente heterogéneo que afecta a las esferas emocional, cognitiva y física, y que cada una de ellas tiene sus síntomas.– En la esfera emocional se manifiestan síntomas como tristeza, ansiedad, irritabilidad, falta de disfrute, ideas suicidas, desesperanza y culpa inapropiada – En la esfera cognitiva se afectan funciones como atención concentración, memoria a corto plazo, juicio, toma de decisiones, planeación y organización, y agudeza mental (velocidad de pensamiento) – En la esfera física se manifiestan síntomas como fatiga, cambios de peso/alimentación, insomnio, disfunción sexual, dolores de cabeza, problemas estomacales y temblores o movimientos involuntariosEl doctor Suárez hizo énfasis en que la depresión es una enfermedad seria, que puede poner en riesgo la vida del paciente. “Si sospechamos que un familiar puede tener depresión, es importante ayudarle y llevarlo con el médico psiquiatra.”Finalmente, Sara Montero, directora general de Lundbeck México, Centro América y Países Andinos, mencionó que más de 700 millones de personas se ven afectadas por enfermedades del cerebro en todo el mundo, lo que equivale al 13% de la carga mundial de las enfermedades.“Atendiendo al Covid-19, es muy plausible que esta cifra se incremente en los países de la región, lo que como Compañía nos hace reafirmar nuestra responsabilidad con los pacientes y nuestro compromiso con la salud mental del mundo”, concluyó.MEJZ*
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar