Nacional

Hallan huesos 60 mamuts en terreno donde se construye el aeropuerto

El hallazgo ocurrió cuando cavaban para construir el aeropuerto al norte de la Ciudad de México, proyecto que está programado para completarse en 2022, cuando finalice la excavación

Los arqueólogos hallaron los huesos de unos 60 mamuts en la zona donde se construye un aeropuerto al norte de la Ciudad de México, cerca de ‘trampas’ construidas por antiguos humanos donde el año pasado se encontraron más de una decena de restos de esas bestias.

Ambos descubrimientos revelan cuán atractiva era la zona —alguna vez un lago poco profundo— para los mamuts y cuán errónea es la visión clásica de grupos de cazadores vestidos con pieles y persiguiendo mamuts con lanzas a través de una llanura. Los humanos pueden haber sido más inteligentes y los mamuts más torpes de lo que la gente había pensado anteriormente.

Por el momento, sin embargo, los arqueólogos mexicanos enfrentan el problema de exceso de restos de mamuts, quizás demasiados para excavar.

“Son demasiados, son cientos”, dijo el arqueólogo Pedro Sánchez Nava, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El INAH comenzó a cavar en tres zonas grandes pero poco profundas en octubre, cuando iniciaron los trabajos para convertir una antigua base aérea militar en un aeropuerto civil. En unos seis meses, se encontraron los huesos de 60 de los enormes herbívoros extintos, y Sánchez Nava dijo que puede continuar ese ritmo, de unos 10 mamuts al mes. El proyecto del aeropuerto está programado para completarse en 2022, cuando finalice la excavación.

Las excavaciones se realizan en lo que fueron las orillas de un antiguo lago, alguna vez conocido como Xaltocan y ahora desaparecido. El lago poco profundo aparentemente produjo cantidades generosas de pastos y cañas, lo que atrajo a los mamuts, que a menudo comían 150 kilogramos de ellos cada día. “Esto era el paraíso para ellos”, dijo Sánchez Nava.

Las nuevas excavaciones están a unos 10 kilómetros (6 millas) de los enormes pozos con restos de mamuts encontrados en el pueblo de San Antonio Xahuento. Allí, hace 15.000 años, los humanos excavaron dos pozos para atrapar mamuts, que aparentemente no podían salir de las trampas de dos metros (6 pies) de profundidad.

El INAH dijo que los cazadores pueden haber perseguido a los mamuts para que cayeran en las trampas. También se encontraron en sus sedimentos los restos de otras dos especies que desaparecieron entonces en América: un caballo y un camello. Fueron hallados en capas correspondientes a un periodo de hace 15 mil a 20 mil años.

Las excavaciones más recientes en la base aérea en construcción aún no han revelado ninguna de las marcas de corte distintivas que indicarían que los humanos descuartizaron los animales.

La gran cantidad de mamuts descubiertos también puede cambiar las opiniones de los científicos sobre la frecuencia con la que los mamuts aparecían en el menú de nuestros antepasados. “Pensaban que era muy eventual, azarosa… Sin embargo, parece que formaba parte de su dieta diaria”, dijo Sánchez Nava.

El arqueólogo dijo que la gran cantidad de restos permitirá a los científicos investigar cómo se alimentaban los mamuts y si ya estaban sufriendo endogamia genética o una disminución de su población, lo que podría haber contribuido, junto con la caza humana, a su extinción en el continente hace unos 10 mil años.

El trabajo en el aeropuerto comenzó a fines del año pasado, pero Sánchez Nava precisó que no se ha encontrado nada que requiriera detener las obras para convertir la antigua base militar en un aeropuerto civil.

MEJZ*

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar