Regional

Cierran 25 empresas de calzado y se pierden 12 mil empleos

Aplican encuesta a 107 afiliados a la CICEG, aunque el porcentaje podría ser mayor en las próximas semanas

Al menos el 3% (25 empresas) de las 850 empresas afiliadas a la Cámara de la Industria del Calzado del Estado de Guanajuato (CICEG) ya no regresarán a sus actividades debido a las afectaciones económicas por la cuarentena del coronavirus.

Esto de acuerdo al resultado de una encuesta en la que participaron 107 afiliados a la CICEG, aunque el porcentaje podría ser mayor en las próximas semanas.

Tan solo en abril, el sector calzado registró la pérdida de 12 mil empleos. 

La afectación económica a la industria zapatera en abril y mayo es de 9 mil millones de pesos, de acuerdo a las estimaciones.

“Si bien la encuesta no es una muestra que nosotros hayamos seleccionado y la encuesta la contestó quien quiso, en base a los que estuvieron contestando vemos que sí es una muestra bastante heterogénea, yo sí considero que el 3% de nuestros afiliados ya no va a volver a abrir, desafortunadamente”, lamentó el presidente ejecutivo de CICEG, Alejandro Gómez Tamez.

Van empresarios por 100 mil pruebas de covid-19 

Empresarios del calzado comprarían 100 mil pruebas de covid-19 para aplicarlas a sus trabajadores en las distintas empresas, el costo de cada una se calcula en mil 300 pesos, y se comprarían de manera tripartita, es decir, entre Estado, Municipio y empresarios. 

Por ahora solo queda definir cuáles pruebas se comprarán en el mercado, y cada una de las partes invertiría cerca de 433 pesos por cada una. 

“Ya hay varios empresarios que compraron paquetes de 100 o 200 pruebas para aplicarlas en sus empresas, más de 10 empresarios que me lo han dicho, la idea es que de una manera estadística y ordenada se puedan aplicar esta pruebas, sí estamos trabajando en ello, estamos en contacto con Secretaría de Trabajo y Secretaría de Salud, urge empezar con esto”, comentó el presidente de CICEG, Luis Gerardo González. 

Ante el panorama, se hizo hincapié en la necesidad de escalonar los horarios de entrada a las fábricas, con al menos 30 minutos de diferencia, para reducir la carga al transporte público que sigue con gran afluencia en sus unidades. 

*r

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba