Local

Policías de León, blanco de ataques que han dejado cuatro bajas

Los atentados en contra de elementos de seguridad pública en León a manos de integrantes del crimen organizado van en aumento, afectando en algunos casos sus familiares

Este año en León han asesinado a cuatro elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio, así como familiares de policías, y se han registrado al menos dos ataques a las instalaciones de la corporación.

Si bien Celaya, Silao y municipios de la franja Laja – Bajío son constante blanco de ataques de organizaciones criminales, cada día son más frecuente los atentados en contra de elementos de seguridad pública en León.

La mañana de este lunes dos elementos de la Policía Municipal fueron agredido a balazos cuando circulaba por la calle Acrilán de la colonia Barranca de Venaderos. El último reporte indicaba que uno de ellos, identificado como Diego Fabián, está herido de gravedad.

#León #Seguridad | Lesionan con armas de fuego a un elemento de policía municipal

Posted by Página Central on Monday, July 13, 2020

Versiones extraoficiales señalan que los elementos de seguridad pública respondieron a una “falsa” solicitud de auxilio que llegó al 911, y al llegar fueron atacados.

Resultado del operativo realizado en la zona, siete personas fueron detenidas y puestas a disposición del Ministerio Pública para deslindar responsabilidades.

En otro hecho ocurrido el domingo 12 de julio, al acudir a un reporte del 911 por detonaciones de arma de fuego en la calle Ramón Ramírez de la colonia León I, policías municipales tuvieron que repeler una agresión. Derivado de este hecho uno de los atacantes murió.

Muy pronto en el año se registró la primera baja en las filas de la Policía municipal derivado de una agresión directa. La tarde del 8 de enero el funcionario de seguridad pública Jorge Ortega fue asesinado. 

A este elemento le antecedía la fama en una escuela primaria de la ciudad de León, obtener el autógrafo de este joven policía era motivo de orgullo entre los estudiantes de esa institución educativa.

Una de las características de los asesinatos de policías municipales es que se dan una vez que concluyen su jornada laboral o están de descanso. Es el caso de José Fernando Mejía Díaz,  quien al salir de su turno el pasado 3 de marzo, fue atacado cuando se trasladaba en su moto a su domicilio. La agresión se dio cuando circulaba por la colonia Piletas.

El 4 de mayo el policía tercero Luis Guillermo Orozco, quien estaba de incapacidad, fue atacado en el estacionamiento de un centro comercial  ubicado sobre la avenida Manuel J. Clouthier. El elemento estaba sin armas para su defensa.

Estando franco el policía municipal Valentín Eduardo Benítez, fue asesinado junto con su esposa en su casa en la colonia Residencial El Faro. Este elemento formaba parte del equipo de escoltas de una comandante.

Las familias de los policías también se han convertido en blanco de ataques de los delincuentes, tal es el caso del asesinato de la hija de un policía de quien se reservaron su identificación por cuestiones de seguridad. El hecho que se dio el 20 de abril sobre la calle Sierra de las Ceniceras de la colonia Las Hilamas.

Las amenazas en contra de los funcionarios de seguridad pública de todos los niveles también son constantes, aunque escasas ocasiones se hacen públicas. De acuerdo a reportes de Página Central, el 24 de mayo enviaron al domicilio particular de un comantante un ramo de flores con un mensaje amenazante.

Los delincuentes además de asesinar a los funcionarios de seguridad, utilizan el ataque a las instalaciones como otra mecánica de intimidación.

Por lo menos en dos ocasiones, la comandancia de la Policía de la colonia León II (6 de enero y 16 de marzo) ha sido blanco de ataques a balazos, en ninguno de los casos hubo heridos, unicamente daños materiales.

Otro hecho notorio que se registró el 25 de junio en la delegación de la Policía de Camelinas, rumbo a la colonia 10 de mayo, fue la colocación de un artefacto explosivo. Los reportes al 911 indicaban el abandono de un explosivo en las inmediaciones de las oficinas de la Policía, lo que fue confirmado posteriomente.

La sola atención de los llamados de auxilio o reportes de la ciudadanía, conllevan un riesgo para los guardianes del orden.

A principios de abril, derivado de una información que llegó al 911 en torno al asesinato de tres personas y acudir al lugar para realizar las diligencias correspondientes fueron agredidos con disparos de armas de fuego. Ninguno de los policías fue herido. Elementos de la Guardia Nacional, división carretera, así como del Ejército Nacional también han sido blanco de ataques en territorio leonés.

MEJZ*

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar