Local

Bares fijan su esperanza en reapertura de semáforo amarillo

Aunque su reapertura no se daría en automático, los empresarios de los bares y cantinas se reunirán con las autoridades de Salud para exponer las afectaciones a su gremio

El sector de bares y cantinas en León pone la esperanza en que, si el semáforo de reactivación estatal cambia a amarillo en la primera semana de octubre, les permitan regresar, ya que actualmente no son considerados como esenciales y acumulan 6 meses de cierre con severas afectaciones a su ingreso.

El presidente de Bares y Cantinas, Javier Quiroga López, dijo que están listos para regresar aunque esto les implique una inversión para lograr los protocolos.

Aunque ayer las autoridades federales de Salud dieron a conocer que Guanajuato estaba entre los 16 estados que cambiaban de semáforo naranja a amarillo, Daniel Díaz Martínez anunció el jueves que si pasaba a amarillo sería de ‘panzanzo’.

“Para no especular, porque sabemos que la Federación está haciendo públicos los semáforos de las entidades federativas, para nosotros a nivel local esa decisión está tomada: el mes de septiembre cerrará en semáforo (epidemiológico) en naranja para ver las consecuencias de estas reuniones sociales que tuvimos en el mes de septiembre de incremento en la movilidad que está relacionada directamente con el incremento de casos”, dijo.

Javier Quiroga López dijo que “este anuncio que hace el secretario nos da la alternativa de pensar que podríamos estar considerados para ahora que cambie el semáforo y tener la oportunidad de reiniciar actividades”.

Semanas atrás aproximadamente siete bares reportaron daños a su infraestructura por robos, lo que a decir del presidente implicaría una inversión adicional para dejar los establecimientos a punto, enfatizando que ya se tienen asegurados a los proveedores de insumos y alimentos que garanticen la reapertura de 60 bares en León.

“Estamos preparados con los protocolos y equipamiento que se requiere para evitar contagios, los compañeros que sufrieron robos estarían haciendo un esfuerzo adicional para estar listos para la reapertura. Lo que queremos luego de seis meses cerrados es que nos den la oportunidad”, dijo.

Aunque su reapertura no se daría en automático, los empresarios de los bares y cantinas se reunirán con las autoridades de Salud para exponer las afectaciones a su gremio y la necesidad de abrir sus negocios, por lo que esperan que en esta ocasión sí se les de la oportunidad como a los restaurantes con los mismos protocolos.

MEJZ*

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar