Local

Agüita pandemia festejos por aniversario de León

Se llevó a cabo una ceremonia atípica por la emergencia sanitaria

La conmemoración del 445 aniversario de la ciudad de León se realizó de manera atípica; entre virtualidad y la presencia física, se llevó a cabo un evento híbrido en la Plaza Fundadores, junto en donde se leyó el acta de fundación de la Villa de León en 1576.  

La pandemia provocó una ceremonia con límite de invitados y distinta a la de años pasados.  

Las autoridades aprovecharon el contexto actual para recordar a lo largo de la historia, en León ha padecido de tres crisis epidemiológicas, por eso en su mensaje, el alcalde Héctor López Santillana calificó a los leoneses como una población diferente acostumbrada a salir adelante a pesar de las adversidades.  

“En cada desgracia los leoneses nos ayudamos los unos a los otros, en los momentos más difíciles surgió lo mejor de nosotros, se fortaleció ese espíritu de solidaridad que permitió que León no solo se viniera abajo sino que creciera, que pudiéramos salir más rápido del problema, esta solidaridad característica de los leoneses sobra a lo largo de nuestra historia”, declaró el presidente municipal.  

La Plaza Fundadores permaneció acordonada y con protocolos sanitarios, en esta ocasión no fueron invitados alumnos de escuelas públicas, no hubo poemas, ni representaciones histriónicas en alusión a la fundación de la ciudad.  

Al evento acudieron los miembros del Ayuntamiento, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres; el cronista de la ciudad, Luis Alegre Vega; legisladores y representantes de la Sedena.  

Recuerdan a fallecidos por COVID-19 durante misa de San Sebastián 

Una vez concluido el evento, en la Parroquia de San Sebastián Mártir el arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras, ofició una misa solemne en honor al patrono de la ciudad al mediodía.

“Que esta tierra sea una casa habitable en donde vivamos como hermanos, en donde crezcamos como personas y en donde le demos gracias a Dios Nuestro Señor por el tiempo, por la historia y por el presente, y le pedimos al señor que nos dé un futuro mejor. Felicidades a nuestra ciudad”, mencionó durante su mensaje el arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras.  

La eucaristía concluyó con un homenaje para las víctimas mortales del COVID-19, con la elaboración de un mural realizado con las fotografías de algunas personas fallecidas.

Al reciento religioso solo permitieron la entrada de 20 personas, como parte de las medidas de prevención sanitarias en la localidad.  

*a

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba