Nacional

Joven se roba la pensión del Bienestar de sus tíos enfermos para comprarse un carro

Ambrosio Hernández y Lucila Estrada, viven en la indigencia tras ser despojados de su única fuente de ingresos por un familiar en Nuevo León

Nuevo León- Dos adultos mayores, Ambrosio Hernández Villarreal y su esposa, Lucila Estrada Carrera, ambos de 74 años, han acusado a su sobrina de robarles su pensión universal del Bienestar, su único sustento, y luego abandonarlos. Según la pareja, la joven se habría comprado un auto con el dinero robado.

Ambrosio, quien se encuentra postrado en cama con una sonda, y Lucila, paciente psiquiátrica, viven en una casa abandonada en la calle Santa Mónica, en el fraccionamiento Misión Santa Elena, Nuevo León.

Te puede interesar: VIDEO Niña cruza sin cuidado bulevar, la atropella camioneta y huye del lugar

Debido a su estado de salud, ninguno de los dos puede trabajar, dependiendo completamente de la pensión que recibían del gobierno.

La situación se volvió crítica cuando, de acuerdo con declaraciones hechas a TV Azteca, Ambrosio entregó su tarjeta de cobro a su sobrina Yolanda ‘N’ con la confianza de que ella cobraría la pensión por ellos. Sin embargo, después de que Yolanda retiró el dinero, desapareció.

Nuevo León: Joven se roba la pensión de sus tíos enfermos
Ambrosio y Lucila han logrado sobrevivir gracias a la solidaridad de sus vecinos, quienes les proporcionan alimentos y cuidados.

“Ni un pin… papel nos dejaron, ni un peso”, expresó con indignación Ambrosio desde su cama.

Se estima que la sobrina se quedó con al menos 30 mil pesos, 15 mil de cada uno de los adultos mayores, utilizando el dinero para comprarse un automóvil verde. Desde entonces, no han vuelto a saber de ella.

Te recomendamos: VIDEO Graban a mujer enfurecida al atacar a batazos a abuelita en su local de ropa

A pesar de la traición y la adversidad, Ambrosio y Lucila han logrado sobrevivir gracias a la solidaridad de sus vecinos, quienes les proporcionan alimentos y cuidados. Su único hijo que vive con ellos, lamentablemente, es alcohólico y no puede asistirlos.

Ante esta situación, la Procuraduría de la Defensa del Adulto Mayor del DIF de Nuevo León intervino para poner a salvo a los dos ancianos. Las autoridades ya están investigando el caso para tomar las acciones pertinentes contra Yolanda . La comunidad espera justicia para Ambrosio y Lucila, víctimas de una traición dolorosa e impactante.

*RC

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba