Bienestar

¿Miel natural o adulterada? Aprende a distinguirla con estos 10 sencillos tips

Si buscas aprovechar todas las propiedades de la miel, es necesario consumirla en forma natural, sin añadidos perjudiciales para tu salud

La miel es un alimento con gran cantidad de propiedades benéficas para la salud del ser humano.

Tiene propiedades antibacterianas y antisépticas, es fuente de antioxidantes, favorece la digestión, aporta energía y nutrientes, ayuda a aliviar enfermedades respiratorias, a conservar la salud bucal, entre otros grandes beneficios.

Lee además: ¿Cuál es el aceite más saludable para freír? Aquí te lo contamos

A diferencia del azúcar blanca o morena, que es perjudicial para la salud y causa principal de una enorme cantidad de padecimientos, la miel es una sustancia rica en nutrientes y en sustancias curativas.

Expertos coinciden en que la miel es uno de los mejores endulzantes naturales, aunque no por ello debe consumirse en grandes cantidades, pues no deja estar compuesta principalmente por carbohidratos, que en exceso provocan sobrepeso, diabetes, hígado graso u otras enfermedades.

La miel es rica en nutrientes y sustancias curativas.

Sin embargo, mientras la consumas con moderación, puedes aprovechar todas sus propiedades y dulce sabor. Solo tienes que detectar un punto importante: que sea una miel natural, sin añadidos o procesamiento de ningún tipo.

Revisa aquí algunos tips que recomiendan apicultores que te ayudarán a diferenciar una miel natural de una artificial.

Tips para distinguir una miel natural de una adulterada

  • Su consistencia es espesa y viscosa y grumosa, no líquida.
  • Por lo general, suele cristalizarse en su propio envase.
  • Su sabor te deja una especie de cosquilleo en la garganta.
  • Su color natural es de tonos amarillos, rara vez es café o muy oscura.
  • Es inflamable, por lo que si le prendes fuego, tendrá que incendiarse.
  • Si tomas una cucharada y la dejas escurrir, debe caer en forma de hebra muy fina; si gotea, está adulterada.
  • Frótala con las yemas de los dedos, si está muy líquida, es miel adulterada, pues la natural tiene muy poca agua.
  • En una cucharada de miel, añade dos gotas de vinagre, y si crea una espuma, no es natural.
  • Coloca una cucharada de miel sobre un papel absorbente, y si al retirarla quedan marcas, es miel adulterada.
La miel suele cristalizarse de manera natural.

Te puede interesar: ¿Quieres una piel de porcelana?, este es el ingrediente secreto que usan las coreanas

Con estos tips te será fácil distinguir una miel natural de una adulterada y podrás aprovechar todos sus beneficios, solo no olvides sonsumirla con moderación.

*GG

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba